martes, 20 de noviembre de 2012

Obra "LA VIDA QUE NOS QUEDO"

Esta obra trata temas de interés general para la sociedad y de los cuales ninguno de nosotros estamos exentos, tales como, la falta de respeto hacia los padres, drogadicción, violencia intrafamiliar, sexo no seguro, embarazos no deseados, sida, entre otros más.
El público pudo ver de cerca una situación, más que lejana, cotidiana de los mexicanos; una vida familiar donde los padres dicen continuamente malas palabras, gritan y se pelean frente a los hijos, ingieren bebidas alcohólicas con los amigos y posteriormente reniegan de esas mismas actitudes que los hijos imitan de ellos.

Entre palabras altisonantes, reniegos, violencia, chantaje, drogas, desintegración familiar, sufrimiento, dolor y vacío se desarrolló en el escenario la vida de Luis Miguel, el protagonista de esta historia representada por el mismo Alejandro Celia, que logró sacar risas y lágrimas de los espectadores a fin de crear una conciencia social de lo que todos hacen y se ha llegado a catalogar como 'normal'.

La puesta en escena traída por TELMEX, logró reunir un nutrido grupo de personas, las cuales la nombraron como 'exitosa'.


El autor se baso en diferentes historias de personas reales que viven de esa manera. La idea fue crear un espectáculo que, aunque crudo, fuerte y violento, hiciera reflexionar a los jóvenes que están en etapas de crisis emocionales.


CRITICA
La obra estuvo muy bonita porque creo que en cada una de las escenas alguno de nosotros se sintió identificado, ningún hijo es perfecto y considero que todos tenemos algo de lo que reflejaron los actores, en lo personal es muy buena para mí porque nos ayuda a darnos cuenta de cómo a veces hacemos las cosas sin   darse cuenta de cómo lastimamos a nuestros padres, creo que las circunstancias en las que se desarrolló la obra no fueron tan fuera de la realidad y todos en algún momento se vieron reflejados en los personajes.

Considero que en tanto la obra es buena para que reflexionemos los jóvenes pera al igual los padres, creo que la madre de igual forma fue responsable al no dedicarse a su hijo a al solo preocuparse por su bienestar económico creo que lo que más pudo haber causado efecto en la escena en donde el hijo se arrepiente de todo porque en realidad es lo que pasa siempre ya que todo lo hicimos mal es cuando nos lamentamos con el pasado y lo menos que podemos pedir es un perdón.

La iluminación daba un aire trágico a la historia, su casa se veía oscura y la enfocaron más al personaje principal,  aunque a veces había un juego de luces que quedaban bien con la trama de la obra.

El sonido fue bueno aunque en algunas partes el sonido fallaba, las voces se escuchaban muy poco o muy fuerte pero al final de la obra le dieron un gran impacto al público cuando fallece el personaje principal.


Los efectos especiales al igual que la actuación ayudaron mucho a la obra para que pudiera desentrañarse y que pudiera dar los resultados que el director esperaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada